Blog -> Familia Number 16 -> Alumnos -> #N16Family: dos parejas de gemelas y el papá, el organista del Pilar

#N16Family: dos parejas de gemelas y el papá, el organista del Pilar

¡Dos parejas de gemelas en la misma familia! Valeria y Valentina; y María y Belén. Por supuesto, ¡las cuatro vienen a clase y también sus papás! Incluso el abuelo vino a clases de inglés una temporada. ¡Esto sí que es una familia N16!

Pero hay más, Juan, el papá es nada más y nada menos que el organista del Pilar :O

¡Sobra decir que no os podéis perder la entrevista que les hemos hecho!

Organista del Pilar alumnos academia de inglés Numbe 16 School

Antes de empezar, ¡explicadnos vuestra familia!

María: En casa somos 6. Los papás, María y Juan, y 4 hijas: Valeria y Valentina, que son gemelas y tienen 5 años; y María y Belén, que también son gemelas y tienen 3 años.

¡Guau! Y todos venís a clase en nuestra academia de inglés en Zaragoza #N16SanMiguel

María: Es el segundo año que los 6 venimos a clase aquí. Hemos llegado a venir 7: también venía el abuelo. El año pasado estaban las 4 juntas en la misma clase, pero este año van las mayores a un grupo y las pequeñas a otro porque evidentemente no se les puede exigir lo mismo teniendo en cuenta que las mayores ya están en Primaria. Ellas vienen a clase los martes y los jueves de 17 a 18. Juan va a clase lunes y miércoles por la mañana y yo martes y jueves por la mañana. En nuestra casa todo es por turnos. Incluso las clases de inglés, jajaja.

Y cuando venís, las pequeñas revolucionan la academia. ¿Estáis acostumbrados a llamar la atención?

María: Sí que es cierto que durante tres años hemos llamado  la atención bastante. Todavía lo hacemos aunque quizás ahora algo menos o simplemente es que ya nos conoce todo el mundo. Ya cuando yo estaba embarazada de las pequeñas y me veían paseando a las mayores que apenas tenían año y medio la gente me miraba por la calle como diciendo…. “madre a esta pobre la que le viene encima”.  Luego cuando nacieron María y Belén, todavía las mayores no habían cumplido dos años, los más atrevidos se nos acercaban y nos decían… “¿no serán todos vuestros?”. A lo cual, nosotros felices de que así fuera les decíamos: «Sí son todas nuestras». Ahora todavía nos hacen esa pregunta pero es Valentina, orgullosa de que así sea la que siempre responde: «¡SÍ, somos 4!”. Evidentemente,  ha habido momentos de mucho cansancio porque son cuatro niñas pequeñas de golpe. Pero es maravilloso.

¿Qué es lo mejor de ser una familia tan numerosa? 

María: Todo. Interactúan mucho entre ellas y se hacen mucha compañía. Por supuesto, se pegan, discuten, buscan sus momentos de soledad, etc. Pero en cuanto una falta las demás preguntan por ella. Nada más levantarse cada una pregunta por sus hermanas. Y cuando ven a una mujer embarazada me dicen… ¿sólo lleva uno en la tripa? Y para los padres… que te voy a decir, es lo mejor que nos ha pasado en la vida. Eso sí, no hay opción a diversificar. Si hay que estudiar inglés, estudian las 4. Si hay que nadar, nadan las 4…:P

Tienes que cambiar el chip y organizar la economía familiar siendo consciente de que tienes 4 hijos. Es cierto que a nivel organizativo, tengo que dar las gracias porque en todos los sitios a los que de forma habitual voy con mis hijas, incluido Number 16 School, me han facilitado las cosas. Ellas también son muy conscientes de que tienen que ayudar. Valentina es muy responsable y es la que asume un poco el rol de hermana mayor. Valeria y María son más independientes pero tiran del carro con alegría. Y Belén, es tremenda. No para en todo el día pero la conocen en todos los sitios porque no hay persona que se cruce con ella y se vaya sin un abrazo. Es súper cariñosa con todo el mundo.

¡No sabéis lo que nos alegramos de que vengáis tan a gusto a la academia!

María: Estamos muy contentos. En lo que respecta al inglés y al deporte parece que porque sean pequeños no vayan a aprovecharlo, pero aprenden muy rápido. Es importante empezar a edades tempranas para ir acostumbrando el oído. Y nosotros estamos muy ilusionados con las clases. Yo he avanzado bastante respecto de cómo empecé y aspiro a tener un buen nivel de inglés que me permita mantener una conversación normal con una persona de habla inglesa.

No podemos acabar la entrevista sin preguntarle a Juan por su trabajo, ¡eres el organista del Pilar!

Así es. La verdad es que he cumplido un sueño. De pequeño cuando entraba al Pilar y escuchaba el órgano, miraba a través de la verja para ver al organista, aunque era imposible verlo, yo sentía la curiosidad de ver como se tocaba y si alguna vez podría tocarlo…

Sin duda, es un instrumento apasionante y tocarlo todo un privilegio. Cuéntanos cómo es tu día a día. 

Sí, y conlleva una gran responsabilidad. Aunque ya llevo veinte años tocando en el Pilar, fue en el año 2010 cuando gané la oposición a organista titular del Pilar. El trabajo diario consiste en acompañar la misa conventual a las nueve de la mañana de lunes a sábado con los infantes del Pilar y los domingos a las diez. También se tocan las tres misas de víspera de fiesta y seis misas en domingo además de la conventual, más todos los actos extraordinarios que le requieran, ya sea una misa especial con el arzobispo, un acto capitular… Esto es lo que se ve, pero detrás están las horas de estudio para ampliar el repertorio y estar en forma, como los “atletas”. Como decía un maestro mío: “Cuando dejas de estudiar el primer día lo notas tú, el segundo tu maestro y el tercero el público”. Ser músico es una profesión maravillosa que te acompaña para el resto de tu vida, siempre hay algo nuevo que escuchar, que estudiar…

No somos expertos, pero por curiosidad, ¿qué peculiaridades tiene este instrumento?

Se trata de un instrumento excepcional, situado en un marco indescriptible como es la Catedral- Basílica del Pilar. La caja del órgano tiene 500 años, no toda, puesto que a lo largo de la historia ha ido ampliándose y cambiando su ubicación espacial en el templo, hasta llegar al estado actual, inaugurado hace 10 años. Siempre me preguntan qué órgano es mejor, si este o aquel otro…Hay elementos que te gustan más en unos que otros, es como  comparar un fórmula uno con un 4×4, siendo los dos de primera marca, un 4×4 no correrá más que un F1 y a la contra por un barranco, no andará mucho un F1. Lo que quiero decir es que cada instrumento tiene sus particularidades. En el caso del órgano del pilar es un gran órgano que consta de cuatro teclados manuales (61 notas cada uno) y un teclado de pedal (32 pedales), lo que permite abordar todo el repertorio. Conjuga el funcionamiento mecánico de los órganos tradicionales con la última tecnología en la transmisión y acción de los registros por medio de un combinador-ordenador, que permite chequear el órgano vía remoto (como un coche en el taller). Cuando entramos dentro del instrumento se puede ver la grandiosidad del instrumento. En la fachada solo vemos los tubos más grandes, que son una ínfima parte de lo que hay dentro. Más de 5.500 tubos repartidos en cuatro pisos. El tubo más pequeño mide 0,5 cm y el más grande 7,5 metros con un diámetro que nos permitiría meternos dentro.

Amazing, oye Juan, y cuando ensayas….

Es lo que os estáis imaginando. Uno de los momentos mágicos es cuando me quedo a estudiar por la noche y la catedral está en absoluto silencio y oscuridad. Imagínate.

Las peques tienen curiosidad por tu trabajo.

Sí, tanta que me han llegado a hacer alguna trastada en plena celebración. ¡Como apagarme el órgano! Es una buena gamberrada porque no se puede encender directamente y hay que esperar unos segundos.

¡Cosas de niños! 

Cosas de niños… 🙂