Nuestro método para aprender inglés

NUMBER 16 METHOD: DIRECTO Y CONVERSACIONAL

¡Pensarás en inglés!

Las clases consisten en conversaciones guiadas y estructuradas en las que los alumnos mejoran su pronunciación y entonación a través del sistema pregunta-respuesta.

El profesor explica el significado de cada nueva palabra y, progresivamente, introduce diferentes estructuras gramaticales. Entonces inicia un diálogo con los estudiantes en el que los alumnos interactúan contestando a las preguntas que les formula el profesor, construyendo siempre frases completas. Utilizan el nuevo vocabulario y las nuevas construcciones gramaticales de una manera natural, sin traducir directamente del castellano.

Además, con nuestro método para aprender inglés los alumnos se adaptan a la velocidad natural de habla de los profesores y no al revés. Esto es lo que ocurre en el mundo real, en las situaciones que los hablantes se encuentran en la calle. Los alumnos están continuamente escuchando y utilizando el inglés, teniendo que interactuar con los profesores y con sus compañeros. De esta manera se consigue que el alumno no tenga tiempo para traducir del castellano, automatizando el proceso de la comunicación.

En N16 apostamos por la rotación de los profesores para que los alumnos se expongan a la mayor variedad de acentos posibles.  Con esto se consigue que los estudiantes mejoren su comprensión auditiva, siendo capaces de entender mejor y más rápido a cualquier hablante de inglés nativo, sea cual sea su procedencia.

Number 16 Method asegura el aprendizaje con una pronunciación correcta. El inglés es uno de los idiomas con más baja correspondencia entre grafía y pronunciación, es decir, no está escrito de modo fonético. Al presentar las palabras en su forma hablada antes que en su forma escrita los estudiantes las aprenden tal y como se pronuncian, evitando que la referencia escrita pueda llevar a confusión. Es una gran ayuda para evitar un error muy común: pronunciar como se lee. Los profesores corregirán los errores de pronunciación para lograr un aprendizaje correcto del idioma.

Está demostrado que la repetición es la mejor forma de asimilar conocimientos de manera natural y eficaz. En cada clase, reforzaremos lo aprendido en la anterior. 

Si repetimos una y otra vez lo que queremos memorizar, un poema, palabras, idiomas… estamos recorriendo el mismo camino en nuestro cerebro, de forma que las conexiones neuronales se refuerzan a lo largo de ese camino, facilitando luego el poder evocar fácilmente el recuerdo, ya que el camino está perfectamente marcado y reforzado.

Con nuestro método para aprender inglés, las mismas palabras y estructuras gramaticales se revisarán en lecciones posteriores, serán escuchadas y utilizadas repetidas veces en diferentes preguntas, contextos… de modo que durante el curso las lecciones se quedan asimiladas con seguridad. Todo lo que parecía difícil la primera vez, va siendo más fácil la segunda, y así sucesivamente. Conforme avanzan las unidades, los alumnos responden más rápido, aprendiendo a hablar inglés directamente sin tener que pensar y traducir.

Cuando los alumnos han asimilado la materia y la usan de modo correcto y espontáneo en clase, el profesor da paso a la realización de ejercicios escritos. Primero práctica, después la teoría. 

La finalidad de los mismos es la consolidación de conocimientos. Todo el contenido que se ha utilizado exclusivamente de forma oral, hasta ahora pasa a ser utilizado también en su forma escrita.

Hay dos tipos de ejercicios que permiten trabajar todas las destrezas del lenguaje, tanto de percepción como de producción. Por un lado, los que se centran en reforzar todavía más las destrezas orales: dictados, role plays, ejercicios de pronunciación… Y por otro, los que consisten en el trabajo de las destrezas escritas de la lengua: comprensión lectora, redacciones, ejercicios de vocabulario, de gramática, dictados…

Pero recuerda: la mayor parte de la clase estarás sin mirar el libro. ¡Todo gira en torno a la conversación! 

Number 16 Method:

¡El inglés se habla!