Algunos consejos para conseguir el máximo de tus lecciones:

 

Escucha bien para aprender bien
El diálogo entre tú y el profesor tiene ­dos funciones: tú hablas y (al mismo tiempo) tú aprendes. Cada pregunta tiene un propósito con el que aprendes a comunicarte y al mismo tiempo la pregunta te da la oportunidad de practicar y aprender gramática y vocabulario. En cada clase escuchas muchas estructuras gramaticales y cientos de palabras diferentes. El plan lingüístico de este curso completo está diseñado para que las lecciones sean siempre accesibles pero nunca sin metas o esfuerzo. Si quieres aprender mejor es importante que escuches cuidadosamente e intentes asimilar el lenguaje que oyes cuando habla el .

Hablar mucho (sin reparo) es importante si quieres sentirte seguro a la hora de hablar en inglés, pero escuchar es lo más útil. Muéstrate activo todo el tiempo no solamente cuando estés hablando. De este modo la clase será más interesante y más productiva.

Uso de auriculares, y dispositivo con cámara y micrófono

Recomendamos a todos nuestros alumnos el uso de auriculares para el mejor funcionamiento de la clase. Es igualmente indispensable que el dispositivo que utilices para la videoconferencia esté dotado de altavoz y cámara. Poder ver tus reacciones y la posición de la boca, la lengua y los labios es especialmente importante para que nuestros profesores puedan ayudarte a tener una mejor pronunciación.

Las respuestas completas, por favor

Por supuesto, si estás preocupado por cometer errores, limitar tus respuestas a un simple “sí”, “no” o “a veces” reduce el riesgo. Pero también reduce las oportunidades de aprender y mejorar. En una conversación normal “sí” o “no” puede estar bien a veces, pero aquí estás en clase, no es tu salón o un restaurante y probablemente has venido a aprender, no a charlar.

Construir frases completas es un camino muy importante para ayudarte a sentirte seguro de ti mismo. Completar las respuestas es también importante, porque las respuestas completas dan al profesor la posibilidad de entender lo bien que conoces y usas las palabras y las construcciones gramaticales que estás dando en cada lección.

Tu profesor no puede ver dónde tienes dificultades si no hablas y por tanto no puede corregir tus fallos si no los oye. No te preocupes si cometes errores: no puedes aprender sin correcciones.

Material del alumno cerrado durante la videoconferencia

En las academias de muchos países cuando aprendemos un idioma extranjero leemos y escribimos mucho y no hablamos demasiado. Pero mientras que leer es normalmente más importante para preparar un examen, en la vida real la comunicación hablada es lo primordial. ¿Cuántas palabras escuchas en un día? ¿Cuántas palabras escribes?

Para sacar el máximo partido a tus clases necesitas concentrarte en lo que es lo más importante, entender lo que los otros te dicen incluso si no te resulta fácil al principio. Si encuentras difícil entender a tu profesor significa que necesitas más práctica, por lo tanto, no pierdas la oportunidad que tienes durante las clases.

Por supuesto, si sigues la clase con tu el material abierto, será más fácil, y aunque te ayudaría a llegar a ser un “buen estudiante”, seguramente no es la mejor manera para llegar a ser un “buen comunicador” en inglés fuera de clase.

Libros abiertos en casa

Nuestra metodología fue desarrollada para ser una forma efectiva de aprender, incluso en situaciones difíciles donde la gente no tiene mucho tiempo para estudiar. Con una clase de 50 minutos no hay tiempo suficiente para hacer todo y en clase la prioridad es hablar porque es lo que la mayoría de la gente necesita.

Probablemente no hablas inglés en casa, pero puedes encontrar 5 o 10 minutos cada día para hojear el material del alumno y realizar los ejercicios que tienes colgados en la plataforma. Hojear las últimas lecciones, sin duda, te ayudará a estar más centrado y seguro en la próxima clase.